El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

MONESTERIO (BADAJOZ)

Asociación de vecinos EL CHORRITO. Junta directiva en la foto. Enlace a noticia en el periódico HOY.

 

Situación

Está situado junto a la Sierra de Tentudía, dominando el Puerto de las Marismas. Se enclava en las estribaciones de Sierra Morena que establecen la división entre Extremadura y Andalucía, dominando el Puerto de las Marismas, puerta de entrada desde Sevilla y paso natural de la Vía de la Plata. Pertenece a la comarca de Tentudía y al Partido judicial de Zafra.

En este punto, donde culminan las llamadas Cuestas de Culebrín, se cobró derecho de portazgo hasta mediados del siglo XIX. Durante varios siglos fue una Encomienda de la Orden de Santiago.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Monumentos

Entre sus monumentos destacan la iglesia parroquial de San Pedro y la ermita de la Virgen de Tentudía.

Fiestas

Las fiestas más importantes son la romería de San Isidro Labrador, en Mayo, en la cual los monesterienses se trasladan durante cinco días a la pradera del Culebrín, donde instalan sus casetas, y la feria de Septiembre, donde la fiesta se concentra en el recinto ferial, formado por casetas, atracciones y múltiples puestos ambulantes.

Muy conocido en Extremadura es el jamón de Monesterio, que cuenta en la localidad con una fiesta especial, llamada "día del jamón", en el que los monesterienses y visitantes degustan jamón en la parque municipal. Está declarada fiesta de Interés Turístico de Extremadura.

Historia

En sus alrededores significativos vestigios de la cultura megalítica, tales como dólmenes y restos de antiguos asentamientos. Posteriormente, el núcleo monesteriense debió formar parte de lo que hoy se denomina la Betunia Céltica, un amplio territorio al sur de Badajoz. Se enclava en las fragosidades de Sierra Morena que establecen la división entre Extremadura y Andalucía, dominando el Puerto de las Marismas, punto crítico de las comunicaciones entre el norte y el sur de la Península por el que se canaliza uno de los más importantes itinerarios históricos de la antigüedad: la Vía de la Plata, y en el que todavía el siglo pasado se cobraba derecho de portazgo.

Con antecedente en el enclave romano de Curiga constituye, pues, la puerta de entrada en Extremadura por el sur desde las épocas más remotas. El origen de la población actual se encuentra en una fundación templaria, o más probablemente en la establecida en el siglo XIII por el Maestre santiaguista Pelay Pérez Correa en sus campañas para la ocupación del territorio a los árabes, en las que se encuadra el episodio de Tentudía. Tras ello el lugar quedó incluido en la Orden de Santiago con rango de Encomienda, hasta que el siglo XVI fue enajenada por Felipe II como Villa de Señorío.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad, entonces conocida como Monasterio, se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido judicial de Fuente de Cantos. En el censo de 1842 contaba con 620 hogares y 2410 vecinos.

Su ventajosa situación a mitad de camino entre Sevilla, Badajoz y Mérida, impulsó de manera extraordinaria el ejercicio de la arriería por parte de sus habitantes, siendo esta actividad sobresaliente en la economía local, además de la agricultura y la ganadería.

Fuente recogido comentarios:Wiquipedia.
Comer y dormir

 

 

 

Ocio y deportes.

 

 

Historia y cultura.
HISTORIA Su origen se atribuye a un antiguo monasterio en torno al que se desarrolló su caserío, de ahí su nombre. Se encuentran en sus alrededores significativos vestigios de la cultura megalítica del sudoeste peninsular, tales como dólmenes y restos de antiguos asentamientos. Existen en el término municipal de Monesterio, dos dólmenes situados en la finca La Cabra. Se trata de dos enterramientos megalíticos cifrados en más de 5.000 años de antigüedad. Posteriormente, el núcleo monesteriense debió formar parte de lo que hoy se denomina la Beturia Céltica, un amplio territorio al sureste del Guadiana, en la provincia de Badajoz. En la época de la dominación romana, Monesterio sería la Curiga, (la primera mansión romana de la Vía de la Plata) según Plinio y Ptolomeo y que ha sido citada en el Itinerario de Antonino, convirtiéndose en un importante enclave ligado al tránsito de la " Vía de la Plata ". La Curiga romana estaba integrada en la provincia Bética, perteneciendo al " conventus hispalensis ". De la importancia de Curiga en esta época da cuenta el hecho de que llegaría a tener como tributarios a Contributa Iula Ugultunia (probablemente, la actual Medina de las Torres) y dos " pagi " o aldeas, los pagos Traslucano y Suburbano, delimitando los espacios entre la Beturia y la Betica, y mas tarde de esta con la Lusitania. Durante la dominación musulmana de la península, Monesterio ve ligada su suerte a los avatares de aquellos siglos y sería durante el siglo XIII, periodo de la " Conquista de Sevilla" por parte cristiana, cuando quedaría definitivamente en manos cristianas, junto con otras villas y lugares comarcanos. El origen de la población actual se encuentra en una fundación templaria, mas tarde el rey Fernando III en el siglo XIII, donó dichos lugares, mediante permuta por Cantillana al Maestre de Santiago Pelay Pérez Correa, famoso por sus campañas para la ocupación del territorio a los árabes, en las que se encuadra el episodio de Tentudía. Este Maestre construyó, en estos lugares, una fundación religiosa en el siglo XIII, a cuyo amparo surgió la población. De la categoría del lugar así surgido da idea las fortificaciones del entorno, entre las que destaca el cercano castillo de La Matilla, la Calilla, el Cuerno, y otros, como avanzada del de Real de la Jara. A partir de ese momento Monesterio con rango de Encomienda, permanecerá incluido dentro de los dominios señoriales de la Orden de Santiago, quienes en la Sierra de Tentudia, a unos 15 kms. de Monesterio levantaron de uno de los más significativos e importante monumentos de la comarca, el Monasterio de Nuestra Señora de Tentudía. En 1248 pasó pues a formar parte de una de las cinco villas del maestrazgo de Santiago en su provincia de León, junto con Montemolín, Monesterio, Fuente de Cantos y Calzadilla de los Barros. En 1573 Felipe II separa de la orden las cinco villas, anexionándoselas a la Corona, para luego venderlas a la ciudad de Sevilla. En 1607 vuelven las villas a la Corona. En tal dominio permaneció hasta que junto con Almendralejo, Fuente de Cantos, Calzadilla de los Barros, Medina de las Torres y Monesterio, Felipe III la enajenó en 1608, como Marquesado de Montemolín a unos banqueros genoveses, como retribución de las deudas con ellos contraídas. El señorío de Monesterio correspondió a Don Octavio Centurión. El nuevo propietario el 12 de Noviembre de 1.632, el rey Felipe IV le nombra por sus grandes méritos y lealtad Primer Marques de Monesterio. En 1.642 fundó en Madrid el Convento e Iglesia de Ntra. Sra. de la Concepción del Rosario y en 1.649 tomó el patronato del Colegio y Convento de los Padres Trinitarios Descalzos en Alcalá de Henares. En Logroño se construyó en el siglo XVI, el Palacio de los Marqueses de Monesterio, situado en la calle San Bartolomé, junto a la iglesia de San Bartolomé. Antigua edificación que fue propiedad de los marqueses de Monesterio y de Lapilla y que en el catastro del Marqués de la Ensenada, de 1751, figura como la vivienda habitual de la marquesa María Esperanza Gazetta Barrón y Fonseca.

 

.